Zabimaru (solo el niño)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zabimaru (solo el niño)

Mensaje por Zabimaru el Vie Ago 13, 2010 10:39 pm

Raza Zampakuto materializada

Nombre completo: Zabimaru
Imagenes: 1~, 2~, 3~, 4~
Edad y/o edad que aparenta: aparenta 12 o 13 años
Orientacion: homo (uke)
Descripción emocional: Tienen una forma de ser socarrona y pendenciera, mostrando ambas una evidente seguridad en ellos mismos y en sus capacidades, y reafirmando constantemente la idea de que sin su Zanpakutō, Renji no es nadie. Aunque también es pícaro y sarcástico.
Historia:
Spoiler:
Junto a otros espíritus de Zanpakutō, Zabimaru hace su primera aparición en una cueva, esperando el regreso del líder de la inminente rebelión, Muramasa. Poco después, se muestra ante los Shinigamis de más alto rango en la cima del Sōkyoku, lugar desde donde Muramasa afirma que el tiempo de los Shinigamis ha concluido y que a partir de ahora no serán más que esclavos de las Zanpakutō. A continuación, los dos bandos comienzan a luchar, pero la confrontación es breve y finaliza precisamente poco después de que Zabimaru libere su bankai y lance su técnica Hikōtsu Taihō.
Zabimaru invocando su shikai

Poco después, mientras Renji sigue buscando a Byakuya Kuchiki, los dos Zabimaru le salen al encuentro. Con cierto enfado, se tienen que presentar como la Zanpakutō del Subcapitán de la 6ª División, ya que éste al principio ni siquiera los reconoce. Tras discutir entre ellos, y también con Renji, Zabimaru comienza a luchar mostrando la capacidad de invocar a su antojo la versión shikai de la Zanpakutō y con ella atacar al Shinigami. Según las propias palabras de Zabimaru, se ha rebelado al haber escuchado en su interior una voz que les decía que siguiesen sus instintos, que para ellos dos no equivalen a otra cosa más que luchar. Debido a que no pueden utilizar a la vez el shikai de Zabimaru, los dos espíritus materializados de la Zanpakutō deben turnarse a lo largo de la lucha, atacando uno de ellos a Renji mientras que el otro mantiene su posición, acosando juntos a su contrincante hasta dejarle contra las cuerdas. Zabimaru amenaza a Renji con matar a su amiga Rukia si no les ataca con todas sus fuerzas, lo que obliga al Shinigami en un postrer intento, viéndose claramente superado por su Zanpakutō, a liberar el shikai aun en contra de los evidentes deseos de ésta, provocando la estupefacción de los dos espíritus.

Admitiendo sentirse impresionados ante el hecho de que Renji haya sido capaz de activar el shikai, Zabimaru prosigue su ofensiva liberando el bankai al transformarse el niño-serpiente en éste. Bajo esta forma, Zabimaru no sólo se muestra claramente superior a Renji, sino que también llega a desarmarle, razón por la cual no tarda en confiarse y, regresando al shikai, los dos espíritus se reafirman en la idea de ser los vencedores en la lid y muestran su desprecio hacia Renji. No obstante, éste decide modificar su estrategia y recurre al uso del Kidō, algo que Zabimaru sabe muy bien que no maneja con tanta soltura como otros Shinigamis, pero que de cualquier forma, le permite recuperar su Zanpakutō. En el que pasa a ser el ataque definitivo, Renji y la mujer-babuino dirigen sus respectivas Zabimaru en shikai a su oponente, rompiéndose en la colisión el arma del Shinigami. Este momento es oportunamente aprovechado por Renji para realizar el Higga Zekkō de su shikai, con el cual envía los fragmentos de su arma rota a los dos espíritus de Zabimaru, derrotándolos y devolviéndolos a su forma de Zanpakutō. Tras la lucha, se oyen dentro de Zabimaru las dos voces de sus espíritus, que le dicen a Renji que ya han recuperado la cordura y le prometen no volver a atacarle, y seguir fortaleciéndose juntos, como siempre habían hecho. Curiosamente, cuando los altos cargos responsables se proponen interrogar a Zabimaru acerca de Muramasa y la rebelión de las Zanpakutō, parece haber perdido todos los recuerdos que aluden a su rebeldía y a su combate con Renji.

La noticia de que Byakuya se ha aliado a Muramasa llega a oídos de Renji, pero se niega a creerla hasta que su propio superior acude a las dependencias de la 6ª División junto a Senbonzakura, deja fuera de combate a varios Shinigamis e incluso parece estar dispuesto a permitir la muerte de Rukia. Ante una situación así, Renji no duda en entablar combate con Byakuya, pero vuelve a ser incapaz de liberar su shikai. Afortunadamente, Zabimaru se materializa para ayudar a su dueño, y se enfrenta a Senbonzakura, con quien mantiene una rivalidad muy similar a la que mostró Renji con Byakuya tiempo atrás. Simultáneamente, Renji lucha con Byakuya y Zabimaru con Senbonzakura, pero en ambos casos se demuestra la superioridad de los últimos. Aunque en un principio Zabimaru parece tener una clara ventaja sobre Senbonzakura gracias a su excelente coordinación y un gran trabajo en equipo, el bankai de la Zanpakutō de Byakuya supera al que maneja la mujer-babuino, y los dos integrantes de Zabimaru acaban siendo derrotados, de la misma forma que Renji. Al entrar en escena más espíritus de Zanpakutō y acudir más Shinigamis al lugar, tanto Renji como Zabimaru optan por combatir a la vez con Byakuya, pero debido a su estado no tardan en ser vencidos.

Renji y Zabimaru acompañan a otros Shinigamis y Zanpakutō al mundo de los vivos, después de que Mayuri Kurotsuchi haya logrado neutralizar el influjo de Muramasa sobre las Zanpakutō que fueron derrotadas por Shinigamis distintos a sus dueños o que aún formaban parte de la rebelión. Allí, Renji se reúne de nuevo con Byakuya, con el que acaba reconciliándose al comprender que todas sus acciones tenían como principal objetivo ganarse la confianza de Muramasa para después tener un acceso más fácil hacia su verdadero objetivo: derrotar a Kōga Kuchiki y mantener intacto el orgullo de la familia Kuchiki. Junto con Zabimaru, Renji destruye a varios Gillian y los dos contribuyen a cerrar una Garganta de la que amenazaban con salir centeneras más de estos seres.
Dueño: Renji Abarai
Poder: El estilo de lucha de Zabimaru es bastante particular, ya que al ser dos espíritus para una sola Zanpakutō, se ven obligados a turnarse para combatir. Afortunadamente para ellos, la cadena que une a ambos entes parece poder alargarse a su antojo, así que mientras uno de ellos está inmerso en una batalla, el otro puede permanecer en la misma posición, preparar su propio ataque o incluso actuar por libre recurriendo a sus habilidades de lucha cuerpo a cuerpo. Los dos, la mujer-babuino y el niño-serpiente, poseen una fuerza y una velocidad innegables, que combinadas con el manejo de Zabimaru como arma, los convierten en unos peligrosos enemigos que hacen del trabajo en equipo y de una excelente sincronización su principal punto fuerte.
Técnicas: Shikai: los dos espíritus que componen Zabimaru son capaces de invocar la Zanpakutō que les da el nombre, materializándose ésta en sus manos a partir de un halo de luz rojiza. Esta forma consiste en una hoja dividida en seis segmentos diferentes, con picos en forma de colmillos en cada una de estas secciones. Los segmentos en los que se divide Zabimaru están conectados entre sí por un haz de cuerdas y gomas extensibles, que convierten a la Zanpakutō en un arma igual de útil tanta en combate en distancias cortas como en largas. El shikai de Zabimaru puede teletransportarse y ser utilizada indistintamente por cualquiera de los dos espíritus, un hecho que es aprovechado por ambos para confundir y pillar por sorpresa a su adversario. Además, y por si esto no fuera suficiente, el rango de ataque de Zabimaru se ve considerablemente incrementado al ser utilizada por los propios espíritus que la personifican, ya que pueden usar la cadena que los une entre sí al hacerla girar sobre sus cabezas, aumentando así el margen de movimiento del portador de la Zanpakutō.
Bankai: Hihiō Zabimaru (狒狒王蛇尾丸, Rey Babuino Cola de Serpiente). Al activar el bankai de Zabimaru, el niño-serpiente se transforma en una enorme serpiente-esqueleto con una melena rojiza (aunque sin romperse la cadena ya que el collar del niño-serpiente continua unido a la mujer-babuino en la ultima parte de la serpiente-esqueleto como una especie de guarda mano) mientras la mujer-babuino esgrime tan colosal arma de la misma forma que lo hace Renji. Bajo este aspecto, Zabimaru gana un mayor número de segmentos que en su shikai, que además están unidos entre sí por energía espiritual en lugar de por un medio material. Aparte del innegable incremento tanto en el poder destructor como en la fuerza y el alcance de sus ataques, Zabimaru es capaz de desarrollar alguna técnica especial, como es el caso de:
Hikōtsu Taihō (狒骨大砲, Cañón de Hueso de Babuino). Consiste en el lanzamiento de un disparo de energía espiritual concentrada de la boca de Zabimaru, en forma de un rayo de luz roja. Zabimaru ha demostrado tener una maestría mayor que el propio Renji con esta habilidad, al ser capaz de lanzar más de un disparo a la vez.

avatar
Zabimaru

Propietario : Renji Abarai
Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Zabimaru (solo el niño)

Mensaje por Ikuto el Sáb Ago 14, 2010 3:37 pm

Ficha aceptada y cerrada
avatar
Ikuto
Humano/Admin
Humano/Admin

Empleo : Estudiante de 2°
Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.